Calidad y sostenibilidad

Home»Nosotros»Calidad y sostenibilidad

El sector del mobiliario urbano tiene una clara repercusión social y en el entorno. Los elementos urbanos son productos destinados a la satisfacción de necesidades colectivas y son adquiridos y gestionados por las administraciones locales. Tradicionalmente, se han exigido dos características a los elementos de mobiliario urbano: que tengan una elevada duración y resistencia ante condiciones adversas (climatología y actos vandálicos) y que requieran un mantenimiento mínimo. Estos son criterios centrados en la fase de uso de estos elementos y cuyo objetivo principal es el ahorro económico. Es durante el diseño de estos elementos urbanos cuando se puede anticipar y minimizar estas deficiencias, así como su impacto sobre el medio ambiente. En relación a los aspectos ambientales, la mejora ambiental integral del mobiliario urbano sólo se puede conseguir a partir de una visión global de los flujos de materia y energía asociados a estos productos a lo largo de todas las fases de su ciclo de vida (desde la obtención de las materias primas hasta la gestión de sus residuos, pasando por su fabricación, distribución, instalación, mantenimiento y desinstalación). Aunque los impactos ambientales asociados a los productos se generan en todas las fases de su ciclo de vida, el único momento en que se pueden tener en cuenta todas estas etapas es en la fase de diseño. Así pues, para obtener una mejora ambiental real del mobiliario urbano, hay que considerar todas las fases de su ciclo de vida en el momento de su diseño.

 

Durante el proceso creativo, Grisverd comparte el compromiso funcional con la producción de un resultado plástico puramente emocional, que  influye en la extracción de formas, líneas, superficies, etc. Este compromiso plástico adquiere relevancia a la hora de diseñar para obtener un producto completo, funcional y estéticamente bien resuelto. El concepto visual y el balance formal son herramientas que el diseñador industrial de Grisverd mezcla para encontrar la mejor solución a un problema planteado, a través del diseño. Este afán creativo, como podrán comprobar, está presente en cada uno de los productos de Grisverd. Grisverd cree en el diseño como uno de los factores clave para el crecimiento como compañía. De esta manera, el mobiliario de Grisverd incorpora el diseño industrial, no ya como un elemento superfluo que se añade a los objetos  ya terminados para embellecerlos, sino como una disciplina que se integra de forma intrínseca dentro del proceso de creación. Para lograrlo, Grisverd colabora con diseñadores industriales externos y con  Escuelas de Diseño reconocidas, a la vez que desarrolla producto diseñado por su propio equipo técnico.

Grisverd ha adoptado el sistema de producción “Lean Production”, considerado el más eficiente e innovador ya que elimina  el despilfarro por sobreproducción, por tiempo de espera, por transportes, por stocks, por productos no-conformes y infrautilización del personal, consiguiendo una productividad muy elevada. Las acciones encaminadas a la mejora continua en cuanto a producto / servicio son:  Mantenimiento de las instalaciones en óptimo estado, búsqueda constante de un buen ambiente de trabajo, evaluación continua de materiales y proveedores, mantenimiento preventivo de maquinaria, establecimiento de un plan de formación para trabajadores, operativas de fabricación para asegurar las exigencias del cliente en el proceso productivo, evitando trabajos defectuosos, e innovación constante en procesos y productos.